martes, 6 de mayo de 2014

MAYO, MES DE MARÍA.

MAYO, MES DE MARÍA.

Junto a ti María como un niño quiero estar
Mayo mes de María






Lunes 5.-
Jesús el aventurero
Virgen María:
Si algo vemos en Ti, es un espíritu de aventura.
También Tú te arriesgaste:
Fuiste bienaventurada por creer
Bienaventurada por esperar
Bienaventurada por amar
Bienaventurada por fiarte de Dios
Bienaventurada por escuchar al Señor
A nosotros, muchas veces, nos asusta la aventura de Jesús:
Nos cuesta perdonar
Nos cuesta ofrecer tiempo a los demás
Nos cuesta compartir
Se nos hace duro el olvidar las ofensas
Haz, Virgen María, que Dios nos acompañe en nuestro caminar
para que la aventura de nuestro vivir
sea más rica y más santa.

Amén.


Martes 6


La casa de Jesús.-

La casa de Jesús
Virgen María:
Tú hiciste de tus entrañas un hogar, durante 9 meses, para Jesús.
Tú acudiste a la sinagoga para escuchar y acercarte a Dios.
Te pedimos que sepamos valorar mucho más la casa del Señor.
Que acudamos a ella con ganas y con inquietudes.
Que la Eucaristía de cada domingo sea para nosotros un alimento invisible a los ojos pero vigoroso para nuestra vida cristiana.

Pide por nosotros,, María, para que la Iglesia la sintamos como algo muy nuestro y un lugar donde buscar en el silencio a Jesús.

Amén.

Ave María...


Miércoles 7.-


A María, nuestra madre,-


Querida Virgen María.-
Gracias por ser 
nuestra mamá en la fe, 
por estar cerca nuestro
y cuidarnos mucho 
como hiciste con Jesús-niño. 
Quiero conocer mejor a tu hijo 
y a quererlo más cada día. 
Quiero vivir como Jesús. 
Ser buen hijo,
buen hermano
y buen amigo.
Contágiame tu esperanza. 
Que aprenda, como tus, 
a vivir en las manos de Dios. 
Ayúdame a hacer crecer mi fe.
Madre Buena, enséñame a seguir 
los pasos de Jesús.
Virgencita de los Remedios

Jueves 8.-
Servir es vivir


Con tus labios pronunciaste una palabra al ángel: “HAGASE”
Y, desde ese momento, la felicidad alumbró todos los rincones de tu existencia.
Quisiéramos que, nuestro tiempo  y lo que somos, fuera una ofrenda permanente al Señor. Si El nos da tanto…
¡cómo no vamos a darle algo de lo que somos y tenemos!
¡Hágase! Decimos también nosotros.
Porque sirviendo, vivimos más y mejor
Porque sirviendo, damos felicidad y nos viene doblemente
Porque sirviendo, sentimos que somos oro divino
Porque sirviendo, comprendemos que el mundo nos necesita
Porque sirviendo, nos realizamos y ayudamos a otros a realizarse.
Gracias, María, Dios hizo en Ti obras grandes
Que también, en la mediad que El quiera,
Las haga con nosotros y en beneficio de los demás. Amén

Viernes 9.-

ES MARÍA DE LOS REMEDIOS



Cantamos o recitamos.-

Es María de los Remedios, dulce faro del amor y del amar. 
Es la guía es la guía de mi alma desde que yo la supe amar (Bis).
Es el faro que nos guía sin cesar, sin cesar. A la eterna, a la eterna salvación, salvación.
Y por eso y por eso madre mía desde muy niño te quiero yo. (Bis)


Lunes 12.-



Consagrado a María


¡Oh Señora mía, Oh Madre mía!
Yo me entrego enteramente a Ti
y en prueba de mi filial afecto
te consagro en este día mis ojos
mis oídos, mi lengua, mi corazón;
en un palabra, todo mi ser.
ya que soy todo tuyo, Madre de bondad,
guárdame y defiéndeme
como cosa y posesión tuya. Amén

Martes 13.-

Nuestra Señora de Fátima
La Virgen de Fátima se apareció a los pastorcitos portugueses Jacinta, Francisco y Lucía un 13 de mayo de 1917 . La Virgen pidió a los niños que volvieran a ese lugar durante seis meses seguidos todos los días 13 y allí les iría revelando sus deseos.
Luego los niños contaron que María les había indicado que era necesario un cambio de conducta, una sincera conversión, una vuelta de los hombres a Dios para que no se destruyeran unos a otros en guerras sin sentido.
También les pidió que la invocaran rezando el rosario y que el Papa consagrara el mundo entero a su Inmaculado Corazón, que ella aceptaría el ofrecimiento e intercedería ante Dios, nuestro padre amoroso, para que el mundo disfrutara de una paz duradera.
Oh Virgen Santísima, Tu te apareciste repetidas veces a los niños; yo también quisiera verte oír tu voz y decirte: Madre mía, llévame al Cielo. Confiando en vuestro amor, te pido me alcancéis de vuestro Hijo Jesús una fe viva, inteligencia para conocerle y amarle, paciencia y gracia para servirle a Él, a mis hermanos, y un día poder unirnos contigo allí en el Cielo.


Miércoles 14.-

Junto a ti María
Virgen María:
Eres feliz porque creíste que para Dios nada hay imposible
.Que nuestra fe se parezca a la tuya. Dijiste un “sí” que llenó toda tu vida, y confiaste de verdad en la Palabra del Señor: que aceptemos siempre lo que El nos pida.
Viviste unida a Jesús, fuiste pobre y sufriste con El; Ayúdanos a superarnos en la dificultad. 
Amaste a Jesús como nadie le amó: por eso estás ahora tan cerca de El: que su amor abarque toda nuestra vida.
Estuviste con El al pie de la Cruz, y El te hizo Madre nuestra: concédenos ser vivir cada día más unidos a Jesús. Amén.
Ave María

Jueves 15.-

¡QUIERO SER COMO TÚ, MARIA!
Quiero ser como tú, María:
Alegre, para que los que viven junto a mí sean más felices.
Prudente, para que  mis palabras no causen heridas.
Orante, para escuchar la voz del Señor.
Sencillo, para no dejarme engañar por el escaparate de la sociedad.
Valiente, para no acobardarme ante las dificultades.
Con las manos abiertas, para dar aquello que otros necesiten
Afable, para tratar a los demás con respeto y cariño.
Limpio, para no juzgar por las apariencias.
Con esperanza, para huir del pesimismo
Oyente, para conducirme por la Palabra de Dios.
Te ofrezco, María, mi DEBILIDAD.
Que Tú la transformes en algo agradable a Dios
Virgencita de los Remedios...

Viernes 16.-

DAME TUS SANDALIAS, MARIA
DAME TUS SANDALIAS, MARIA
Quiero sentir el polvo del camino
para llegar hasta Dios  desprendido de todo
Quiero fiarme de la Palabra
y no sustentarme en el alimento  cotidiano
DAME TUS SANDALIAS, MARIA
Para transformar mi camino
en encuentro personal y definitivo  con Dios
Para confiar en Aquel que habla  de lo alto cuando yo me empeño  en mirar hacia abajo
DAME TUS SANDALIAS, MARIA
Para ser y vivir un poco como Tú
sin más brújula que tu fe
ni más amparo que  la luz de la  luna
DAME TUS SANDALIAS, MARIA                             Ave María

Lunes 19.-

En torno a María
En torno a María y siempre en oración en un solo espíritu con un mismo corazón. En torno a María la Iglesia se formó cuando estando juntos el Espíritu se derramó.
María Madre nuestra, María Madre de Dios. Madre de luz y esperanza portadora del amor. María Madre de la Iglesia estamos en torno a ti. unidos en un solo espíritu y en un mismo corazón.
Estando reunidos en el aposento alto un viento impetuoso llenó todo el lugar y lenguas de fuego en cada uno se posaron y entorno a María el Espíritu se derramó.
María madre de la Iglesia estamos en torno a ti, unidos en un solo espíritu y en un mismo corazón.
DIOS TE SALVE MARIA……..
Martes 20
Siempre que digo Madre
Siempre que digo madre, voy diciendo tu nombre; siempre que pido ayuda, te estoy llamando a ti; siempre que siento gozo es que en ti estoy pensando; con tu nombre en los labios me acostumbro a dormir.

Siempre que digo MADRE es que digo María; siempre que digo MADRE voy cantando tu amor. Digo tu nombre y nombro a mi mejor amiga: MARIA MADRE MIA Y MADRE DEL SEÑOR.



Martes 20.-
Siempre que digo Madre
Siempre que digo madre, voy diciendo tu nombre; siempre que pido ayuda, te estoy llamando a ti; siempre que siento gozo es que en ti estoy pensando; con tu nombre en los labios me acostumbro a dormir.

Siempre que digo MADRE es que digo María; siempre que digo MADRE voy cantando tu amor. Digo tu nombre y nombro a mi mejor amiga: MARIA MADRE MIA Y MADRE DEL SEÑOR.

Siempre que yo te canto es mi canto esperanza; siempre que yo te rezo es himno mi oración; siempre que yo te hablo es mi voz alabanza, y tu nombre yo llevo siempre en mi corazón.

Siempre que tengo dudas en ti encuentro certeza; Siempre que tengo miedo eres tú mi valor; siempre en mis desaliento eres tú mi confianza y tu nombre yo invoco como ayuda y favor.


Miércoles 21.-

Alegría de María


Porque necesitamos de una razón para estar alegres:
QUE SEAS TU, MARIA,  NUESTRA SONRISA
Porque queremos vivir con más ilusión:
QUE SEAS TU, MARIA, LA  RAZÓN DE NUESTRO JUBILO
Porque queremos amar con más tesón:
QUE SEAS TU, MARIA, EL  MODELO DE LA ENTREGA
Porque anhelamos buscar a Dios:
QUE SEAS TU, MARIA, UNA  PISTA PARA LLEGAR A EL
Porque aspiramos a la auténtica alegría:
QUE NOS LA TRAIGAS TU ,  MARIA, DESDE EL CIELO
Porque ambicionamos lo que no es importante:
QUE SEAS TU, MARIA, EL  SENTIDO COMÚN
DE NUESTROS DESEOS
Porque el desconsuelo nos visita con frecuencia:
QUE SEAS TU, MARIA, VIENTO  QUE LO ALEJE

Virgencita de los Remedios...


Jueves 22

Como tu María


COMO TU, MARIA
Limpio para no manchar el nombre del Señor
Obediente, para cumplir su voluntad
Sencillo, para no perder al Señor.-
COMO TU, MARIA
Sin pecado, para recibir a Jesús
Humilde, para no rechazarle
Abierto, para que entre en mí corazón
COMO TU, MARIA
Mirando al cielo, para encontrar a Dios
Mirando a la tierra, para amar a los hombres
Mirando al corazón, para amar al Señor
COMO TU, MARIA
Eres Inmaculada y Madre
Pura y bella
Dulce y Señora
Fiel y hermosa

Virgencita de los Remedios...




Viernes 23

Bendita tu pureza
Oración




Bendita sea tu pureza
y eternamente lo sea,
pues todo un Dios se recrea
en tan graciosa belleza.
A ti, celestial princesa,
Virgen sagrada María,
te ofrezco en este día
alma, vida y corazón,
mírame con compasión,
no me dejes, Madre mía.

Ave María
Virgencita de los Remedios...


Lunes 26.-
Arreglar el Corazón

La gente se arregla todos los días el cabello.
 ¿Por qué no el corazón?
No sabemos cómo era María por fuera. 
Pero, por el Evangelio, si que conocemos cómo era por dentro.
¡Algo bueno tendría cuando, Dios, se enamoró de ella!
Ofrecemos a la Virgen María, en este mes de mayo, un CORAZON nuevo.
A veces nos preocupamos demasiado de lo exterior ¿Y lo interior?
A veces nos dejamos llevar por la apariencia ¿Nos produce felicidad completa?
Que la Virgen María nos ayude en el decoro de nuestra alma. 
Es decir: a poner a punto nuestras entrañas para que Dios
 pueda vivir a gusto en ellas
¿Lo intentamos?
DIOS TE SALVE MARIA:…

Martes 27.-

Como niño quiero estar

Cantamos o recitamos


Junto a ti María. 
como un niño quiero estar, 
tómame en tus brazos 
guíame en mi caminar. 

Quiero que me eduques, 
que me enseñes a rezar, 
hazme transparente, 
lléname de paz. 



Madre, Madre 
Madre, Madre, (Bis) 

Gracias Madre mía 
por llevarnos a Jesús, 
haznos más humildes 
tan sencillos como Tú. 

Gracias Madre mía 
por abrir tu corazón, 
porque nos congregas 
y nos das tu amor. 




Miércoles 28.-

CONSAGRACION A LA VIRGEN MARIA
Te ofrezco, María, mi pensamiento: que sea limpio como el tuyo
Te presento, María, mis manos: que busquen los bienes del cielo
Te regalo, María, mis ojos: que sepan distinguir entre el bien y el mal
Te ofrezco, María, mis pies: que caminen por las sendas del Evangelio
Dejo ante tus plantas, María, mi alma: que esté impregnada del Espíritu Santo
Te presento, María, mis entrañas: que sean un espacio donde Dios habite
Te brindo, María, mis palabras: que sean justas, respetuosas y humildes
Te entrego, María, mis sentimientos: que sean penetrados por la Palabra de  Jesús
Te ofrezco, María, todo mi ser: que como el tuyo alabe siempre y en todo momento al Dios que me creó.  Amén
DIOS TE SALVE MARIA...

Jueves 29.-

Asignaturas Marías
Virgen María:
La vida no es tan fácil como nos la pintan 
ni, en otras ocasiones, tan dura como la creemos o la hacemos.
Que no perdamos nunca el sentido de la solidaridad con aquellos que más nos  necesitan.
Que no descalifiquemos como “marías” aquellas personas, situaciones,  trabajos y obligaciones que nos pueden parecer débiles o inútiles. 
A veces, en lo sencillo, está la fuente y el secreto de la verdad.
Que como Tú, María,
también nosotros aprendamos a estar de pie cuando lleguen los días de  sufrimiento o de prueba.
Que como Tú, María,
no demos la espalda a las personas que se sienten solos, angustiados,  tristes y sin más amigos que sus propias soledades.
Que este mes de mayo haga brotar en las ramas de nuestros días los frutos  de la fortaleza y del buen compañerismo.
Amén

Viernes 30.-


El Reloj

María:
Poco a poco va llegando el final de curso.
¿En qué he perdido el tiempo?
Ayúdame a ser decidido en aquello que será esencial
para el día de mañana.
Ayúdame a poner freno, y a ir más despacio,
en aquello que no es importante para mi vida.
Tú, María, llegaste siempre a tiempo
para cumplir la voluntad de Dios.
¿Por qué me cuesta tanto poner en hora “el reloj de Dios”
María: Que sepa brindar parte de mi tiempo, de mi trabajo,
de mis horas al Señor y a los que me rodean.   Amén.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Colegio San Agustín

Colegio San Agustín

Bicentenario Antonio García Gutiérrez