martes, 27 de agosto de 2013

CARTEL "EL MAESTRO"


"EL MAESTRO SABE, ENSEÑA Y AMA, Y SABE QUE EL AMOR ESTÁ POR ENCIMA DEL SABER Y QUE SOLO SE APRENDE DE VERDAD LO QUE SE ENSEÑA CON AMOR"
 
 
"Gregorio Marañón"



domingo, 18 de agosto de 2013

EL TRABAJO DEL DOCENTE...



"SI UN DOCTOR, UN ABOGADO O UN DENTISTA TUVIERA A TREINTA PERSONAS O MÁS EN SU OFICINA A LA VEZ, TODAS CON DIFERENTES NECESIDADES Y ALGUNAS QUE NO QUIEREN ESTAR ALLÍ Y EL DOCTOR, ABOGADO O DENTISTA, SIN AYUDA, TUVIERA QUE TRATARLOS A TODOS CON EXCELENCIA PROFESIONAL DURANTE DIEZ MESES, ENTONCES PODRÍAN TENER UNA IDEA DE LO QUE ES EL TRABAJO DEL DOCENTE EN EL AULA".
(Kathy A. Megyeri. "Chocolate Caliente para el Alma de los Maestros")
 
 


sábado, 17 de agosto de 2013

JUEGOS PARA DESARROLLAR LA COMPETENCIA LINGÜÍSTICA

 
                                        

          Si tuviéramos que resumir en una sola frase y de forma sencilla en qué consiste la competencia lingüística o verbal, diríamos que es la habilidad para organizar las palabras en las frases, de manera que se llegue a una comunicación fluida con los demás, ya sea en el terreno hablado o escrito. Por supuesto nos quedarían muchos matices en el tintero, pero en líneas generales podríamos definirla así.
          Las personas que tienen muy desarrollada esta capacidad tienen facilidad para leer, escribir, contar historias, hablar con precisión, participar en debates, facilidad para los idiomas...
          Todos nacemos con esta capacidad, desarrollada en mayor o menos grado, pero es tarea nuestra el irla mejorando con el paso del tiempo. En la escuela es de vital importancia que se trabaje desde los primeros años para que en la etapa adulta el niño sepa comunicarse de manera correcta y precisa a través de la palabra ( hablada o escrita).
          Y puesto que, como ya dijemos en otra ocasión, la forma más natural de aprender de un niño es jugando...pues a través del juego vamos a desarrollarla. Hoy os voy a dejar tres juegos muy interesantes para trabajar el vocabulario, pero también se mejoran la percepción visual, el razonamiento lógico, la espacialidad, la imaginación y la creatividad.Son juegos que pueden adaptarse a cualquier edad.

               COLOCANDO
          Se dibuja o se realiza en cartulina una cocina, una habitación o cualquier otra estancia de una casa, y con cartulina se construyen también las piezas para amueblar la estancia ( sofás, camas, mesas, armarios, ollas...). El niño deberá colocar los objetos en su sitio,nombrarlos, decir de qué color son y contar algún relato relacionado con el montaje.

               TEATRILLO
          Dibujar o hacer en cartulina el escenario de un teatro, con muchos colores, cortinas y otros elementos. Después recortar de revistas muchas figuras humanas, de animales...en distintas situaciones, y colocarlos en el escenario. Por último estimular al niño o a grupos de niños para que inventen relatos con los personajes  elegidos describiendo situaciones diferentes. Este teatrillo se puede dejar fijo en un rinconcito de la clase y utilizarlo de vez en cuando `para jugar a inventar historias.

                 HACIENDO RIMA
          Dividimos a la clase en dos grupos, cada uno de ellos selecciona de una revista diferentes figuras, las recorta y las pega en una cartulina con un nombre detrás alusivo a la figura. Se forman así pequeñas cartas de baraja. Iniciado el juego, cada niño escoge una carta de su grupo y la muestra a sus adversarios con la palabra que tiene detrás. El grupo contrario dispondrá de un minuto para encontrar una palabra que rime con la propuesta. Si lo consigue gana un punto, y le toca elegir la carta siguiente, y proponer a los adversarios el mismo problema. El profesor anota los puntos en la pizarra y el que más obtenga en el tiempo establecido será el equipo ganador.

          Espero que estos jueguecitos os puedan servir en vuestras clases, utilizándolos con frecuencia veréis  cómo los alumnos mejoran con ellos su competencia lingüística
 
 
 

lunes, 12 de agosto de 2013

CONSEJOS PARA ELEGIR MOCHILA.

motxilles_llibres

¿Cómo debe ser tu mochila? La mochila es 'tu mejor amiga' para ir a la escuela.



Antes no había mochilas, sino carteras. Servían para lo mismo, pero estaban hechas de un material muy duro y eran de forma rectangular con dos tirantes para colgar en la espalda. Los niños y las niñas que las llevaban, sin embargo, no tenían que cargarlas de tantos libros como tú y por lo tanto no llevaban tanto peso en la espalda.
motxilles_nenpetit

Para que tu espalda no se 'queje' es importante que sepas que la mochila más recomendable es la que tiene dos tirantes anchos y un cinturón para que te la ates. Tiene que estar hecha de un material bien blandito y sobre todo debe ser de tu tamaño, es decir, no muy grande.
motxilles_nenapetita

Si de todas maneras la mochila que más te gusta es la de ruedas, deberías procurar que el asa pudieras regularla a tu altura y, ¡¡sobre todo!!, tienes que llevarla siempre por delante, nunca arrastrándola detrás.





¿Cómo debe cargarse tu mochila?
¡Uff! ¡Dónde vas con la mochila tan llena!
Primer paso. Piensa qué es lo que realmente necesitas para llevarte a la escuela y qué no.
motxilles_carregar_01

Segundo paso. Pon cada cosa en el lugar correcto dentro de la mochila. Detrás de todo, o sea enganchado a tu espalda, pondremos las libretas mas grandes, y siguiendo este orden de más grande a más pequeño llegaremos hasta la parte de fuera que es donde pondremos el estuche, por ejemplo.

motxilles_carregar_02
Tercer paso. En el caso de que la mochila continúe pesando mucho, más vale que lleves alguna cosa en la mano, como por ejemplo ¡la carpeta tan chula que tienes!
motxilles_carregar_03
motxilles_taula  
 Cómo debes ponerte la mochila y cómo debes llevarla 
 
 
 
Es muy importante que lleves la mochila bien cogida a la espalda.

   
 
motxilles_germanes Cuando te cuelgas la mochila a la espalda tienes que hacerlo siempre poniéndola encima de la mesa, doblando las rodillas y cogiéndola con las dos manos. Después debes ponerte los dos tirantes, nunca uno solo.
 
 ¡Y ni que tu hermano mayor o tu mejor amigo lleve la mochila apoyada a la altura de las nalgas, tú nada de nada! Demuéstrale que tú sí que sabes llevar la mochila y que la llevas bien enganchada a la parte superior de la espalda.
 
 
¿Qué podemos hacer para cuidar la espalda?
 
Es necesario que prepares la espalda fortaleciendo tu musculatura.

La musculatura es el conjunto de músculos que tiene nuestro cuerpo. Es muy importante que la reforcemos para que de esta manera esté bien preparada para los excesos a los que la sometemos.
 
motxilles_nenesport¡Practicar deporte es una buena solución! Piensa, piensa... seguro que hay algún deporte que te gusta mucho. El baloncesto, el fútbol, la natación, el atletismo... sea lo que sea te hará bien.

Aprovecha el tiempo del recreo para jugar a cualquier cosa que te apetezca y que no represente estar sentado, ¡así mueves los músculos!

Y, sobre todo, NO DEJES NUNCA DE HACER DEPORTE. Es necesario que consigas una musculatura muy potente, resistente y elástica.

motxilles_nenasentada 
Sentarse correctamente también es muy importante.
Recuerda que en el colegio pasas muchas horas y si no procuras sentarte bien puedes acabar perjudicando tu espalda.
La postura correcta es sentarte siempre tan atrás como puedas en la silla, apoyando los pies en el suelo y manteniendo las rodillas al mismo nivel o por encima de las caderas. La espalda debemos tenerla recta y los brazos y los codos apoyados en la mesa.
En caso de que estés delante de la pantalla del ordenador debes tenerlo a una distancia de 45 cm de tus ojos y a su altura o ligeramente por debajo.









 
 

jueves, 8 de agosto de 2013

EL "ABC" DE LA VUELTA AL COLE


Colegio: El ABC de la vuelta al cole



El verano está tocando a su fin y, antes de que nos demos cuenta, los niños regresarán a las aulas.
 Aquí encontrarás las claves para que padres e hijos comiencen el colegio este curso con los deberes hechos.
Repasamos su alimentación, sus rutinas, sus relaciones sociales, su seguridad.
 
 

Adaptación

  • Si es su primer año escolar, nuestros hijos necesitarán que les echemos una mano para adaptarse al colegio, aunque ya hayan ido a la escuela infantil. Pueden sentirse desbordados y perdidos en un edificio más grande con cambio de profesores y compañeros. Las normas y horarios también son diferentes.
  • Para hacerles los cambios más llevaderos tenemos que hablarles antes de su nuevo colegio y de todas las cosas estupendas que harán allí. Para motivarles aún más, podemos llevarles a que lo vean y se hagan una idea antes de empezar en el centro.
  • Es primordial que el primer día de colegio vayan acompañados de papá o mamá. Los primeros días las despedidas deben ser breves, sin dramas y sin mentiras.
  • Interesa enterarnos si encontrarán en el colegio a algún amigo del parque o la escuela infantil. Les aportará seguridad.
  • Si no es su primer año en el centro, tenemos que hablarles de sus amiguitos, recordarles sus nombres y las cosas divertidas que han hecho juntos. Así comenzarán el curso con ilusión.

Almuerzo

Un tentempié a media mañana o por la tarde ayuda a los más pequeños a sobrellevar mejor la jornada escolar, pero siempre que se respeten algunas normas:
  • El almuerzo nunca debe sustituir al desayuno; no deben ir al colegio en ayunas.
  • La ración debe ser pequeña, ya que en el "cole" comen pronto y si no llegarán sin hambre a casa.
  • Hay que evitar la bollería industrial y acostumbrarles a tomar cosas saludables: una fruta, un zumo, un quesito, un bocadillo...
  • Estas recomendaciones son totalmente válidas para la merienda, en la que no debe faltar la fruta y el bocadillo de toda la vida.

Bus

  • Si nuestros hijos utilizan la ruta escolar, es fundamental que se acuesten temprano, ya que cada día invertirán un tiempo en los desplazamientos.
  • Hay que asegurarse de que la ruta y el autocar cumplen todas las ordenanzas legales, y que habrá un acompañante que velará por su seguridad durante el trayecto.
  • Debemos inculcarles nociones básicas de educación vial; enseñarles a tener cuidado al subir y bajar del autocar, y hacer hincapié en nunca deben levantarse ni jugar o empujarse dentro y mucho menos cuando está en marcha.

Comida

  • Una alimentación correcta es esencial para que obtengan toda la energía que necesitan. Si nuestro hijo se queda a comer en el colegio, tenemos que pedir una copia de los menús semanales para poder programar las cenas de forma que se complementen con las comidas. Su dieta ha de ser variada, alternando legumbres, pastas, arroz, pan, verduras, lácteos, carnes, pescados, huevos y frutas.
  • Si el niño es alérgico a algún alimento, debemos avisar al centro para garantizar que lo eliminarán de su menú.
  • Tenemos que informarnos de qué actividades tienen planificadas para el tiempo que va desde la comida hasta la hora de la vuelta a clase. A veces hay tiempos muertos que no son adecuados para los más chiquitines.

Desayuno

  • Hay que habituarles a desayunar en casa correctamente. Para conseguirlo tenemos que levantarlos con tiempo suficiente para evitar las prisas.
  • Hay que tener paciencia si se muestran poco receptivos con esta comida. Las cosas se convierten en hábito a base de repetirlas.
  • Es fundamental predicar con el ejemplo: ¿con qué autoridad les pedimos que hagan un desayuno completo, si nos ven tomar deprisa una taza de café?

Enfermedad

  • Un niño malito no debe ir al colegio. Si los dos padres trabajan, nos interesa pensar quién puede quedarse con nuestro hijo hasta que mejore (abuelos, una canguro...). Sobre todo el primer año de escolarización se ponen malos cada dos por tres.
  • Si tienen que tomar alguna medicación en horario escolar, debemos llevar al profesor la receta del pediatra, indicando la dosis y los horarios.
  • Y algo fundamental: dejar en el colegio los teléfonos en que pueden localizarnos si surge un imprevisto.

Horarios

  • Si queremos evitar gritos y escenitas el primer día de cole, basta con que los días previos, comencemos a adelantarnos de forma progresiva a la hora de levantarse y de acostarse, a ajustarles a unos horarios de comidas, etc.
  • También debemos enseñarles la importancia de organizarse y llevar al día sus tareas; ayudarles a planificar su tiempo.
  • Los niños deben acostarse temprano; evitar las actividades excitantes al final de la tarde; no pasarse las horas muertas ante la tele; no dejar los deberes para después de cenar... La falta de sueño y la fatiga influyen negativamente en su rendimiento.

Idiomas y actividades extraescolares

  • Aprender un segundo idioma es importante, pero siempre que no les saturemos con clases extras de inglés ni les bombardeemos a preguntas en ese idioma, para que nos demuestren lo que ha aprendido.
  • No conviene sobrecargarles con actividades extraescolares. Son muy pequeños y bastante tiene con la intensa jornada escolar.
  • Si por necesidades de horario tenemos que llevarles a alguna clase extra, hay que atender a sus preferencias. A estas edades no se deben elegir las clases pensando en el porvenir.

Juegos

  • Para los niños, jugar es tan importante como comer o dormir. Por eso, debemos organizar su horario para asegurarnos de que disponen de tiempo a diario para divertirse.
  • Por las tardes, después del cole, y los fines de semana, debemos hacer lo posible para que puedan jugar y correr en parques y espacios al aire libre, y mejor con otros niños.
  • Siempre que podamos, debemos tratar de estimularles su imaginación para que jueguen a piratas, bomberos o superhéroes, a hacer construcciones o a disfrutar con un cuento entre las manos, y controlar sus horas de tele.
  • También es fundamental el recreo. Les sirve para desfogarse y liberar energías. Es normal que no les guste los primeros días; aún se sienten inseguros en el nuevo centro y el patio les puede agobiar un poco.
  • Lo lógico es que en unos días se adapten. Si nuestro hijo es muy tímido, este rato de patio puede serle menos atractivo. Hay que comentarlo con su tutor para que le ayude a integrarse.

Material escolar

  • Conviene compartir con nuestro hijo los preparativos y las compras del nuevo material. A los niños les hace muchísima ilusión.
  • Siempre que sea posible, tenemos que contar con su opinión y sus gustos, y dejar que elijan la mochila, el estuche, la bolsa de deportes...
  • Hay que marcar el material con su nombre y forrar sus libros nuevos antes de que empiecen a utilizarlos.
  • No todo ha de ser nuevo. Algunas cosas sirven de un curso para otro o se pueden heredar de un hermano. Pero, es muy importante que estrenen, aunque solo sea, alguna cosita. Así empezaran el curso con otra motivación.
  • Interesa que tenga todo el material listo desde el principio y que les inculquemos su cuidado y respeto.
  • Si desde el comienzo de curso cuentan en su habitación con un rincón de estudio fijo, ordenado y siempre dispuesto, el hábito de estudiar aparecerá más fácilmente.
  • Debemos ir acostumbrándoles a recoger su material escolar después de usarlo. La organización y el orden facilitan la concentración.

Profesores

  • Los niños deben establecer un potente vínculo afectivo con su profe ya que, a edades tempranas, el aprendizaje está muy ligado a la seguridad emocional. Es básico que perciban positivamente tanto a su maestro como al colegio.
  • Los padres debéis trasmitir a vuestro hijo buenas vibraciones y confianza en sí mismo. Debe notar que estáis interesados en su faceta escolar, que os coordináis con el profesor y que os implicáis en sus estudios.

Uniforme

  • Si nuestro hijo lleva uniforme, debemos adaptarnos a las directrices del colegio y tenerlo listo para el comienzo del curso. El centro nos dirá dónde comprarlo.
  • Si no utiliza uniforme, conviene adquirir ropa cómoda y fácil de lavar.
  • Es mejor comprar prendas resistentes y no muy caras, ya que crecen y las estropean con mucha facilidad.
  • No es aconsejable que abusen del calzado deportivo, que debería usarse solo para hacer deporte.
  • Los zapatos han de ser de piel, flexibles, resistentes y transpirables, de la talla adecuada y con hormas que no les opriman el pie. Las suelas deben ser aislantes, preferiblemente de goma y, sobre todo, antideslizantes.
Autora: Alicia Herranz, psicopedagoga.
 

 
 


sábado, 3 de agosto de 2013

FOMENTAR LAS COMPETENCIAS BÁSICAS EN FAMILIA


   
 
 
Un calendario de tareas editado por CEAPA ayuda a los padres a reforzar las competencias básicas de sus hijos en el hogar



1. Competencia en comunicación lingüística

La competencia en comunicación lingüística abarca tanto la lengua castellana como, al menos, una lengua extranjera. Los jóvenes deberían utilizar el lenguaje "como instrumento de comunicación oral y escrita, de representación, interpretación y comprensión de la realidad, de construcción y transmisión del conocimiento y de organización y autorregulación del pensamiento, las emociones y la conducta", recuerda CEAPA. Para este fin se proponen, entre otras, las siguientes actividades:
  • Comentar alguna noticia leída en dos periódicos diferentes.
  • Contar en familia el momento más feliz de los últimos días.
  • Escribir dos palabras nuevas oídas o leídas por primera vez.
  • Utilizar alguna expresión en otro idioma escuchadas en la televisión.
  • Ver juntos alguna película clásica en versión original subtitulada.
  • Responder a una pregunta en una lengua extranjera.

2. Competencia en razonamiento lógico-matemático

Los números y las operaciones con ellos son el fin de esta competencia. Por ello resulta útil reforzar elrazonamiento matemático desde niños mediante diferentes tareas que se pueden desarrollar en casa. Se proponen acciones sencillas como animar a los hijos a comprar el periódico o el pan o jugar al monopoly, una actividad divertida en familia, en la que el niño puede aprender a manejar los billetes y hacer cálculos. Las facturas del hogar son otra herramienta muy útil.
  • Revisar algunas facturas y calcular el gasto semanal.
  • Comprar el periódico y comprobar el cambio.
  • Contar el dinero que tiene en sus ahorros en distintas unidades (céntimos, euros).
  • Calcular una cantidad de dinero en euros y en dólares.
  • Analizar el consumo familiar de energía y de agua en una semana.
  • Calcular qué gasto se necesita hacer para preparar un cumpleaños.

3. Competencia en el conocimiento y en la interacción con el mundo físico

"Comprender sucesos, predecir consecuencias y mejorar las condiciones de vida propia, de las demás personas y del resto de los seres vivos". Así describe CEAPA el objetivo de esta competencia. Por este motivo, se entiende que son interesantes las actividades relacionadas con el patrimonio natural, los recursos, el medio ambiente o la salud. Como tareas para realizar en familia se proponen las siguientes:
  • Visitar el zoo.
  • Realizar una excursión al campo o la playa.
  • Visitar una fabrica y aprender el vocabulario de los objetos que se vean.
  • Hacer una tarea en el campo, como apicultura o recoger uva.
  • Ver un lugar nuevo de la ciudad.

4. Tratamiento de la información y competencia digital

Esta es una competencia completa, puesto que supone obtener información, transformarla en conocimiento y transmitirla de manera adecuada. Al incluirse la competencia digital, se persigue que los jóvenes aprendan a manejar las tecnologías de la información y la comunicación y que recurran a estas para resolver problemas reales. Contribuyen a este fin:
  • Pedir a los hijos que busquen en Internet los horarios de un transporte público.
  • Organizar el trayecto de una excursión y las actividades que se realizarán durante la misma.
  • Buscar en la Red la página de un museo famoso y hacer una visita virtual.
  • Hacer la compra por Internet.
  • Buscar en la Red una canción.
  • Recopilar información de una página web concreta.

5. Competencia social y ciudadana: civismo

Analizar el pasado y el presente para "contribuir a la mejora" de la sociedad. Con este fin, se apuesta desde niños por la formación en el diálogo, el respeto y la participación social. Se enseña a los jóvenes que son responsables de sus decisiones y han de lograr que estas sean buenas tanto para ellos como para todos.
  • Utilizar solo un vaso de agua para lavarse los dientes.
  • Saber reciclar.
  • Llevar la basura a los distintos contenedores.
  • Dejar apagadas las luces cuando se sale de la habitación.
  • Comentar en familia algunas formas de ayudar a otras personas.
  • Ducharse con la cantidad justa de agua, sin abusar.

6. Competencia cultural y artística

La competencia cultural y artística no siempre se tiene en cuenta. Sin embargo, resulta muy interesante para que los alumnos aprecien el arte y se comprometan con su conservación. Además, al potenciar estas habilidades, se mejora la "expresión de ideas, experiencias o sentimientos de manera creativa". En este caso, entre otras, se sugieren las siguientes actividades:
  • Ver algún museo o exposición científica.
  • Visitar juntos un museo de la ciudad.
  • Enseñar a los niños una canción de la infancia de los padres.
  • Escuchar con los hijos varias piezas conocidas de música y comentarlas.
  • Leer un poema juntos.

7. Competencia para aprender a aprender

Esta competencia pretende que los niños aprendan de manera autónoma, que adquieran las claves para que esto sea así. La CEAPA recalca tres claves para ello: las propias capacidades intelectuales, las estrategias adecuadas para desarrollarlas y el propio proceso de aprendizaje. La motivación y el desarrollo de la autoconfianza son dos factores cruciales para que los jóvenes desarrollen esta competencia. Esto se consigue con diferentes tareas:
  • Enseñar a los hijos a organizar los temas de estudio.
  • Seguir las instrucciones de una receta de cocina para preparar una comida.
  • Comentar en familia el modo que tiene cada uno de aprender algunas cosas.
  • Utilizar un electrodoméstico.
  • Comprobar la fecha de caducidad de los alimentos.
  • Ver en familia un documental y hablar sobre lo aprendido.

8. Autonomía e iniciativa personal

Como su nombre indica, la finalidad de esta competencia es que los estudiantes tomen sus propias decisiones. Autonomía, creatividad, autoestima, autocrítica, iniciativa y control emocional son las habilidades personales en las que se instruye a los jóvenes, además de ayudarles a aprender de sus errores. El objetivo es que los hijos tomen sus propias decisiones con criterio, pero que a la vez sean responsables de las consecuencias de estas decisiones. Se proponen para ellos tareas como estas:
  • Escuchar la previsión del tiempo y elegir la ropa adecuada.
  • Descolgar el teléfono y anotar los mensajes durante una semana.
  • Atender a la mascota familiar.
  • Dejar la ropa sucia en el cubo de la ropa y separar la blanca de las prendas de color.
  • Distribuir el tiempo para realizar distintas actividades.
  • Hacer la cama.


 

Colegio San Agustín

Colegio San Agustín

Bicentenario Antonio García Gutiérrez